Eternos inquilinos

Ir abajo

13062010

Mensaje 

pru Eternos inquilinos




Los equipos del fútbol rentado siguen adoleciendo de la infraestructura propia que le permita desarrollarse, sin depender de terceros para alcanzar el éxito

Carlos Domingues-SimplementeFútbol. Es naturaleza humana querer superarse en la vida. Esa misma naturaleza que hace al humano ser ambicioso, de sobrepasar siempre sus niveles de satisfacción. El cliché capitalista (y para algunos bíblico) indica que, el deber ser de todo hombre, es casarse, formar una familia, tener un vehículo, un buen trabajo y, como no, una casa propia donde vivir. Y es en este aspecto donde un club de fútbol se asemeja a todo ser humano.
La realidad sin cambio

Toda institución balompédica que quiera mostrarse seria, debería tener una sede social, una masa de hinchas identificados con los colores del equipo y una infraestructura propia que permita desarrollarse como cuadro profesional, incluyendo en el concepto a las categorías menores o bases, que son el semillero de su futuro. Sin embargo, en Venezuela esto es sencillamente letra muerta, salvo un par de excepciones.
El campeonato de Venezuela no tiene infraestructura, no tiene casa, vive alquilado. Y no tiene nada para dejar de herencia a sus “hijos”. No hay sedes sociales propias, mucho menos estadios propios. No hay centros de entrenamiento, no hay gimnasios. Y así, el hincha venezolano mantiene intacto el sueño de alcanzar un título de Libertadores o de acudir a un Mundial de mayores.

Esta limitante parte desde el momento en que los equipos (no existen clubes) son creados. Los recursos no se destinan para construir campos de entrenamiento ni para adquirir terrenos para tener una sede propia. Tampoco es que sea mucha la plata disponible. Generalmente alimentados por los recursos de alguna alcaldía, gobernación o entidad gubernamental, nacen con uniforme, jugadores, cuerpo técnico y médico. Por reglamento federativo se ven en la obligación de juntar a chamos y conformar categorías inferiores. Se renta un estadio, “se verá” dónde se entrena y listos para asaltar la Primera División.
Y es que la infraestructura futbolística del país es de propiedad gubernamental; pertenece a entes como el Ministerio del Poder Popular para el Deporte, gobernaciones o municipalidades. Otras instituciones, generalmente formativas, poseen canchas y áreas destinadas a la instrucción del futbolista, como la Academia Emeritense, la Academia San José (propietaria del estadio Giuseppe Antonelli de Maracay), campos universitarios o centros de emigrantes como la Hermandad Gallega y el Centro Ítalo.
Caracas tiene su oasis

Pero hay excepciones. Cada vez que se realiza un análisis sobre la situación del fútbol profesional venezolano, es siempre exclusivo el paréntesis positivo cuando se hace referencia a Caracas FC. El sueño del difunto Guillermo Valentiner pudo cristalizarse en vida. La humilde franquicia que alguna vez adquirió en la década del ochenta, coincidió con el desarrollo de un club privado (Cocodrilos Sport Park) que sirvió de base para en lanzamiento de una plataforma estructural que hoy disfruta: un moderno y avanzado complejo deportivo para el desarrollo del fútbol y otras disciplinas.
El 20 de julio de 2005, con un amistoso disputado ante el Bolívar boliviano, se concretó para el cuadro rojo el eterno sueño de todos los equipos de fútbol en Venezuela: tener un estadio propio. Fue construido con la idea de convertirse en la sede local de Caracas FC, donde comenzó a disputar sus partidos caseros.

Los logros alcanzados a nivel internacional y la numerosa y creciente afición que eso conllevó, sumado a las medidas ambientales restrictivas para la continuación de su construcción, le obligaron a mudarse al estadio Olímpico y limitaron la idea de concluir su construcción. Hoy día es utilizado como cancha de práctica, además de ser sede para los torneos interclubes de las categorías menores del club. La construcción también incluyó un edificio sede para las oficinas administrativas del equipo y otras instalaciones para el entrenamiento físico y la atención médica.


Tengo, pero no es mío
Un caso particular y fiel reflejo de la gestión general de los cuadros de Venezuela, del no deber ser, es el del otrora grande Unión Atlético Maracaibo, hoy en el purgatorio de la Segunda División. Durante la época de las “vacas gordas”, cuando el equipo recibía recursos (ingentes) desde la Alcaldía de Maracaibo, se trató de darle una sede al equipo, donde pudiera entrenar y desarrollar su cantera. La Alcaldía adquirió los terrenos de la granja “La Estancia” y se le entregó en una especie de comodato al UAM. Dichos espacios cuentan con dos canchas de fútbol, piscina, gimnasio entre otras instalaciones.
“No es fácil mantener un equipo de fútbol en Venezuela”, asegura Marylene Huerta, ex presidenta de Maracaibo. La salida de Giancarlo Di Martino como burgomaestre marabino confirmó la crónica que era anunciada: la crisis hundió al “bicolor” y se pensó en vender la granja para pagar deudas.
Lo que nunca fue propiedad del equipo, ahora lo era menos. Huerta aclara: “actualmente La Estancia pertenece a FundaUAM y sigue utilizando las instalaciones para entrenarse; es una fundación, distinta al primer equipo, que maneja las divisiones formativas”. Así, Maracaibo ya no hace vida de local en el “Pachencho” Romero. Ahora juega en el “Pepino” Acosta, estadio que también pertenece a la Alcaldía y cuyos terrenos fueron adquiridos para la construcción de ese estadio, como cancha alterna para la Copa América. Lo cierto es que hoy día, Maracaibo vive “arrimado”.


Perspectivas negativas
Lo peor de todo es que el horizonte no pinta bien. Un gigante como el Deportivo Táchira pasa “las de Caín” para poder utilizar las instalaciones del Polideportivo Pueblo Nuevo (incluyendo sus canchas alternas) para entrenarse. Temas con visos políticos afectan el trabajo diario del cuadro aurinegro, pero lo que más preocupa es que dentro de la planificación a futuro de la gerencia tachirense no se vislumbra la construcción de un centro de entrenamiento propio, mucho menos un estadio.
Recientemente, aparecieron en la escena del fútbol capitalino algunos inversores privados con ideas “progresistas”. Mario Hernández en el Deportivo Italia y Ricardo González de Real Esppor han transitado un corto pero exitoso trayecto de gestión deportiva al frente de ambos equipos, teniendo en común la filosofía inicial de “convertirlos en verdaderos clubes de fútbol”. Sin embargo, el futuro no pinta bien, sobre todo para el Italia. Recientemente Hernández admitió que la retribución a la inversión con el apoyo del público no ha sido el esperado y en juego ha entrado la posibilidad de abandonar la capital. Implícitamente, es evidente que no se puede esperar una inversión en infraestructura ante un escenario tan incierto.
El tema sobre la propiedad de estadios y centros de entrenamiento no es prioridad para los equipos del fútbol profesional venezolano. El agobio de mantener las nóminas al día, junto a la poca respuesta del hincha en apoyar masivamente, son elementos que se confabulan para indicar que la inversión ira destinada a la construcción de infraestructura como último aspecto. Aún falta un largo camino por recorrer. Muy largo.



Cocodrilos Stadium, la única joya
Inaugurado en 2005, El Cocodrilos Stadium, con grama artificial de 105 x 68 metros y un aforo de 3500 espectadores, es actualmente el complejo de entrenamiento del Caracas FC, además de ser la sede para la localía de las divisiones inferiores. Pero no solo es eso. Es un complejo deportivo cuenta con un campo de Softball, multicancha techada para la práctica de fútbol sala, voleibol y baloncesto, cancha de bolas criollas, pista de trote, siete canchas de racquetball, dos mesas de pool, veinte canchas de bowling, sauna y vapor.


La propiedad de los estadios de Primera División

Estadio Brígido Iriarte (Caracas) Instituto Nacional de Deportes
Estadio Olímpico (Caracas) Universidad Central de Venezuela
Estadio Misael Delgado (Valencia) Instituto Nacional de Deportes
Estadio Giuseppe Antonelli (Maracay) Academia de Fútbol San José
Estadio Florentino Oropeza (San Felipe) Gobernación del estado Yaracuy
Estadio Pueblo Nuevo (San Cristóbal) Ministerio del Poder Popular para el Deporte
Estadio José E. Romero (Maracaibo) Ministerio del Poder Popular para el Deporte
Estadio Metropolitano (Cabudare) Gobernación del estado Lara / IND
CTE Cachamay (Puerto Ordaz) Fundación Cachamay
Estadio J. A. Anzoátegui (Puerto La Cruz) Gobernación del estado Anzoátegui
Estadio Monumental (Maturín) Gobernación del estado Monagas
Estadio Agustín Tovar (Barinas) Gobernación del estado Barinas
Estadio Ramón Hernández (El Vigía) Gobernación del estado Mérida
Estadio Metropolitano (Mérida) Gobernación del estado Mérida / IND
Estadio José Alberto Pérez (Valera) Gobernación de Trujillo / IND
Estadio Rafael Calles Pinto (Guanare) Gobernación del estado Portuguesa


Eternos inquilinos SF

__________________________________________________________________________

Eternos inquilinos Caracas11e
Eternos inquilinos 576
ajgbcool
ajgbcool
Bota de Oro
Bota de Oro

Pin: N0K149U7S

Masculino Libra Gato
Posts : 8371
Nivel de Crack Nivel de Crack : 10789
Localización : 127.0.0.1
Caracas FC Leones Cocodrilos Caracas FS Mágicos del Caracas

http://www.forovinotinto.com.ve

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

Eternos inquilinos :: Comentarios

kurdeando

Mensaje el Dom Jun 13, 2010 3:52 pm por kurdeando

Dificil, mientras los dirigentes no quieran progresar quien los obliga??

Volver arriba Ir abajo

ajgbcool

Mensaje el Dom Jun 13, 2010 8:31 pm por ajgbcool

Si bueno y en el Caso del Cocodrilos, también frenan los dirigente políticos, por esa razón el Coco no se completará...

Volver arriba Ir abajo

gianpaolo_trujielmejor

Mensaje el Lun Jun 14, 2010 3:25 am por gianpaolo_trujielmejor

y tambien q no tiene tanto espacio el cocodrilos como para hacer un estadio de 15mil x lo menos o me equivoco?

Volver arriba Ir abajo

Mensaje  por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.